Follow by Email

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)
Puedes adquirir el libro enviando un mensaje a huellasjudias@gmail.com

lunes, 23 de diciembre de 2013

REFLEXIONES CERVANTINAS


He aquí unas frases de Cervantes que me han hecho meditar.
Acaba un año socialmente catastrófico y conviene no perder el rumbo.
El centro está en nosotros.

(Foto: Edgar García)


“No es un hombre más que otro, si no hace más que otro” 
  “Ruin sea quien por ruin se tiene”
“Cada uno es hijo de su obras”
Tú mismo te has forjado tu ventura 
  “Con poco me contento, aunque deseo mucho”
“Lo que se sabe sentir, se sabe decir”


No eres más que nadie. No eres más importante que nadie.

No eres menos que nadie. No eres menos importante que nadie.

No eres igual a nadie, porque nadie es igual a ti. 

Acepta la responsabilidad que tienes sobre ti mismo.

Lo que tú puedes hacer, nadie lo hará por ti.

Lo que tú tienes que hacer, nadie lo hará por ti.

Si te consideras ruin, por ruin serás tomado.

Lo que eres es el resultado de lo que haces.

Lo que eres hoy es el resultado de lo que hiciste ayer.

Actúa como quieres ser y serás el que quieres ser.

Desea mucho y conténtate con poco.

Conténtate con poco, pero desea mucho más.

No basta sentir, hay que saber sentir.

Para saber sentir hay que saber ver.

Saber ver es ver sin prejuicios, sin esquemas, sin miedo a lo que se ve.

Si sabes sentir, sabrás decir lo que sientes y lo que ves.


¿Qué otra cosa es vivir?

jueves, 19 de diciembre de 2013

CRÓNICA DEL ENVILECIMIENTO (2)

Me escribe un anónimo seguidor y me envía un nuevo artículo sobre la situación de nuestro país, al que titula genéricamente “CRÓNICA DEL ENVILECIMIENTO”. Lo copio sin más comentario ni añadidos.
(Foto: Fernando Redondo)


Amigo copista, transportador de mis desahogos, momentos de encanallamiento interior a los que mi terapeuta aconseja airear con abanico de pluma, sin censuras, para que lo escrito produzca cierto alivio curativo. La Navidad se viene, esto no se va, y nosotros nos iremos mientras el país revienta por los diecisiete puntos cardinales. Es imposible ya escribir una crónica que cuente y explique lo que nos está pasando, salvo eso, detectar que el estercolero (muladar, albañal, decía yo de pequeño) nacional crece y ya tapa todas las Españas, la goda y la visigoda, la fenicia y la judía, la musulmana y euskalduna, la celta, la bética y la penibética. Y apenas hemos empezado a destapar el tarro de las esencias.

Te comento la última, amigo terapeuta: 
Ahí está Blesa, el caso, la cosa. ¡Qué era Caja Madrid, por la Santísima Trinidad de Gaeta! ¿Cómo se puede robar con tanta impunidad, con tanto descaro, con tanto envilecimiento? Y todo por ser amigo del desbigotado Aznar. Y tanto pa ti y tanto pa mí. Bueno, para mí más, que para eso he sido, soy y seré. De los 54 millones de la sobrevaloración de esos cuadros (por decir algo), ¿con cuántos  millones ¡de euros! pensaba quedarse el hijo del arrogante ex presi(diario)? Con lo que le cuesta componer ese rostro casi imposible, que se le descuajaringa en cuanto intenta sonreír, que no le sale, que se le descompone. ¿Se pueden ganar, atrapar, rapiñar 30, 40 millones así, con unos cuantos e-mail? ¡Pues sí, lo fue, lo es y lo seguirá siendo! Y no hay juez ni ley que los trinque, los enchirone, los sepulte en mazmorras para toda la eternidad, que no salgan jamás de la cloaca en la que han metido a tres cuartos de España. Pero antes arrojarán al mar al juez que intente hacer otra cosa que no sea encubrir, emponzoñar y lanzar el nauseabundo aroma hacia los otros, los que han dejado el país así y nosotros no hacemos más que lo único que podemos hacer para solucionar esto. Fueron, fuese, y aquí no hubo nada. 

Me cuentan que el tal Blesa compraba caviar de ¡700.000! euros el kilo. Con la rebaja, se compró un cuarto por ¡60.000! euros. Eso de aperitivo. El aperitivo de la boda de la hijita del estraperlista de cuadros. ¿Cuánto costó aquel vergonzoso espectáculo? ¿Quién lo pago? Aparte de la seguridad y vigilancia, que esa sí la pagamos todos. ¿Qué es lo que más indigna de todo esto, hasta enfermar? ¡La impunidad! ¡La arrogancia! ¡El insulto! ¡El vómito que te echan encima, mientras te dicen que es por tu bien, para que no vivas más por encima de tus posibilidades! ¡Pero si yo siempre he vivido por debajo de mis posibilidades! ¡Si mis posibilidades las tenía en sus manos el banco, con su hipoteca vampírica! 

¡Y sube la luz para que los atracadores de las industria eléctrica acumulen más beneficios!

Te querría hablar de los Juegos Olímpicos madrileños, de la metepatas, la mentecata y paleta alcaldesa, un despropósito humano, un mal bicho, que me ha clavado a una cruz con el último IBI y me acosa con multas astronómicas y basura en las calles y baches destrozacoches por doquier, adoquín por adoquín, adoquinada cabeza llena de rulos. Pero a su ladito veo al otro modelo femenino del poder reinante que nos abruma con humillaciones y desfachateces innúmeras. Hasta la punta de su altiva nariz está llena de chanchullos, mangoneos, protectora y encubridora de corruptos como ninguna. Dejó en su puesto a un pupilo listillo, que no iba a ser menos y quién sabe, hasta se atreve algún juez a señalarlo como uno más de la espesa e irrespirable charca en la que han chapoteado como tiburones recién mutados.
¡Y todo con la connivencia de los Sindicatos, que, si no tan insultantemente corruptos, han ido mirando para Cartagena con tal de recibir algunas migajas de la mesa! ¡Ahora lo descubren, como si no estuvieran en los consejos de administración de todas las Cajas! 

¿Y qué decir de los más mentirosos, los mayores atracadores impunes desde hace ya casi cuarenta años, los nacionalistas pujolistas, ahora ya sin la careta de salvadores de España, envueltos en una banderola que da fiebre, que les hace sentir ya triunfadores antes de la última batalla, y que han arrastrado a los más cretinos, los llamados de izquierdas, aunque de ello no tengan en realidad más que la mano pintada?


Veo todo tan repugnante, los poderosos tan engreídos, tan insensibles al dolor infinito que están causando, la muerte innominada que están provocando, los deshaucios, los suicidios, el hambre, la vergüenza de ser pobre y no poder reconocerlo, la tensión, el miedo, un país entero lleno de vergüenza, de impotencia, sin fuerzas ni para levantarse y gritar y romper escaparates y las cabezas de los maniquíes de los escaparates. Y mientras se muere y destruye todo lo que nos protegía los atracadores de bancos siguen sentados en sus poltronas y reciben el dinero de todos para que la economía nacional no se hunda, la mayoría arrastrándose a sus pies, por favor, que no suba la prima de riesgo y nos machaquen más. Tienen nombre, pero los jueces lograrán que acabemos olvidándonos de todos ellos. Haré una lista y pegaré su careto al lado. Iré abriendo nichos en la pared con estos cuadernos del envilecimiento, los tapiaré para que alguien los descubra un lejano día y sepa algo de lo que está pasando, que esto no lo contarán, seguro, los libros de historia.   

jueves, 12 de diciembre de 2013

ESPANYA CONTRA ESPAÑA


(Foto: S. Trancón)


El título: “Espanya contra Catalunya, una mirada històrica”.
Subtítulo: “Espanya contra España, o Catalunya contra Cataluña, una provocación histriónica”.

Se está “celebrando” en Barcelona un congreso o simposio bajo ese título. Sus organizadores son el Centre d’Història Contemporània de Catalunya (CHCC), organismo que depende del Departamento de Presidencia de la Generalitat, y la Societat Catalana d’Estudis Històrics (SCEH), integrada en el Institut d’Estudis Catalans (IEC), institución subvencionada por la Generalitat desde el restablecimiento de la autonomía en Cataluña. ¡Cuánta sigla, cuánto pícaro y cuánto oportunista metido en el negocio independentista! Porque esto cuesta dinero, y el dinero sale de las arcas públicas. Arcas públicas que están vacías, pero que deben de tener un doble fondo de reptiles del que se van sacando, como conejitos blancos de una chistera, esos dineros escurridizos. Y mientras tanto los hospitales, los colegios, las farmacias... Bueno, pero dejemos esta manida consideración y vayamos al meollo.
Fíjate en este detallito, amigo leyente o lector dilecto: Escriben “Espanya” en lugar de “España”. Los mismos que nos han obligado estúpida y oficialmente a escribir “Lleida” en lugar de “Lérida”, esos mismos no respetan el “España” y lo catalanizan. Lo hacen con una clara voluntad de desprecio lingüístico, pero no se dan cuenta del fallo freudiano que encierra este intento de borrar la existencia de España, incluso en la grafía: la catalanizan.
Pues sí, efectivamente existe una Espanya a la que se quiere negar, pero que acaba colándose por la puerta del inconsciente. En lenguaje más castizo: dime lo que rechazas y te diré quién eres. Dime lo que obsesiva y compulsivamente niegas y tratas de destruir, y te diré lo que inconscientemente admiras; porque no puedes dejar ser el que eres. Puedes negar al padre, a la madre e incluso a tus hijos, pero seguirás teniendo un padre, una madre y unos hijos. Puedes cambiarles de nombre, incluso hacerles la cirugía estética y ponerles otra cara, hasta colocarles la nariz en el cogote y transformarlos en fantoches, pero seguirán ahí, vinculados a ti, convertidos en una pesadilla.
Digo que Espanya existe en Catalunya, lo mismo que Cataluña en España. El empeño de esos seudohistoriadores, disfrazados grotescamente de expertos, propagandistas fulleros y peligrosamente engreídos, pone de manifiesto un problema que entra dentro de la psicopatología individual y colectiva: se explica mejor desde el mecanismo freudiano de la negación/denegacion, que desde inútiles esfuerzos documentales o históricos. Se trataría de analizar e interpretar complejos emocionales que afectan tanto a experiencias individuales como a sentimientos colectivos. Lo nuevo es la capacidad que tienen hoy los medios masivos de propaganda de convertir la patología individual en psicopatología colectiva. Están en ese empeño y no lo minusvaloremos, lo pueden conseguir. El nazismo era un delirio, pero arrastró a millones de seguidores. La gracia acabó con más de 40 millones de muertos.
Pretender desenmascarar esta mascarada con argumentos históricos y raciones es inútil. Ya lo dijo el portavoz de este conciliábulo: el título “es una realidad absolutamente incontestable”. Al fanatismo le gustan las frases rotundas. Pero no entremos al trapo, no intentemos rebatir todas y cada una de las mentiras insultantes, ofensivas y provocadores que saldrán de boca de los ponentes, emulándose unos a otros para mostrar quién es más atrevido. Ocurre con esto como con la paranoia de las conspiraciones. Cuanto más absurdas, más eficaces. La fe, cuanto más irracional, indemostrable e inconcebible, mejor, mayor consuelo otorga a sus creyentes, porque tiene más mérito convertirse en sus seguidores.
Sólo me queda añadir una pequeña postdata: ¡cómo me cabrea que con el dinero de mis impuestos estos vividores e intoxicadores monten su sarao ultranacionalista! Eso sí que es robar. Si se lo pagaran de su butxaca, pues allá ellos. Pero su amor a la patria parece que no llega a tanto.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

EDICIÓN DIGITAL de "MEMORIAS DE UN JUDÍO SEFARDÍ"




EDICIÓN DIGITAL DE las “MEMORIAS DE UN JUDÍO SEFARDÍ. La verdadera historia de Dankofler-Dino del Monte”.

Ya está  al venta en Amazon esta edición ilustrada con más de 100 fotografías y cuadros de Dan Kofler. Un verdadero lujo. No te pierdas esta historia que ha interesado ya a miles de lectores en España e Israel, ahora accesible a cualquiera en cualquier parte del mundo.  

http://www.amazon.es/Memorias-sefard%C3%AD-verdadera-historia-Kofler-ebook/dp/B00H3HIX3O/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1386168449&sr=1-1&keywords=dan+kofler

Memorias de un judío sefardí. La verdadera historia de Dan Kofler-Dino del Monte es el relato apasionante de la vida de un judío sefardí, llena de aventuras y experiencias insólitas. Un viaje desde la Rumanía nazi y comunista a la añorada Sefarad, pasando por el Israel de 1948, de los kibbuts y el conflicto palestino, la Alemania de los años sesenta y la España de los últimos años del franquismo y la transición democrática. Dan Kofler, músico y pintor, es la encarnación viva del errante, del desterrado, del artista que incansablemente indaga sobre el sentido de la vida y la búsqueda de la verdad y la perfección del arte, enfrentándose a sus éxitos y fracasos con una entereza y pasión que conmueve al lector desde la primera página.

Santiago Trancón ha recreado en estas Memorias, con una prosa ágil y precisa, no sólo la vida del protagonista, sino su propia aventura, desde el primer encuentro con Dan Kofler en una cueva de Toledo, a la investigación sobre el pasado judío de nuestro país, la herencia milenaria de una cultura que está en la base misma de lo español, cuyas huellas descubre el narrador a cada paso y en las que encuentra las claves del pensamiento, la psicología y el modo de ser de tantos españoles de ayer y de hoy. La reconstrucción biográfica se convierte así, no sólo en una inquietante novela, sino en un deslumbrante documento histórico y una reflexión que no dejará indiferente a nadie, pues el lector se verá empujado a realizar su propio viaje, preguntándose sobre el sentido de su vida y el misterio de la existencia.