Follow by Email

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)

PINCHA SOBRE ESTA IMAGEN PARA VER VÍDEO (Booktralier)
Puedes adquirir el libro enviando un mensaje a huellasjudias@gmail.com

jueves, 22 de enero de 2015

MONEDERO, GENIO DE LAS FINANZAS

(Foto: S. Trancón)

Monedero, azote de la casta, es un genio de las finanzas. Ha ganado 425.150 euros por un trabajo que hizo en 2010 para estudiar la creación de una moneda bolivariana para Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua. Traduzcamos: más de 70 millones de pesetas. Retraduzcamos: unos 1.400 euros al día suponiendo que trabajó a destajo 300 días de los 365 del año. Se lo pagaron en el 2013 “¡de golpe!” Vaya pelotazo, viva Bolivia.

En un país en que casi el 30% gana menos de 1.000 euros al mes, la proeza financiera de Monedero deslumbra. Asombra aún más tratándose de un humilde profesor universitario que recibe ese pastón por un estudio teórico sobre una moneda hipotética. ¿Dónde regalan los duros a cuatro céntimos? Díganselo a los más de cinco millones de parados que van allá de cabeza. Bueno, o a cualquier profesor universitario.

Confío en Monedero. Confío ciegamente en Podemos: son magos, nos sacarán de la crisis porque son capaces de sacar dinero de debajo de las piedras de Machu Picchu. Sólo me asaltan algunas dudas: ¿Dónde está ese estudio prodigioso? ¿Cuántas páginas ocupa? ¿Es un secreto de Estado? Dice que es “confidencial”... ¿Dinero clandestino? Supongamos que cada país le ha pagado unos 100.000 euros: ¿Lo han consignado en sus presupuestos? ¿Existen facturas? ¿Quién las firma?¿Con qué fecha? ¿Se han fabricado como tapadera? ¿Quién las fiscaliza y comprueba? Su empresa fantasmal (unipersonal, sin trabajadores, ni sede, sin...) ha facturado 57.548 euros a “proveedores”. ¿Quiénes son esos proveedores y de qué mercancía le proveyeron? ¿Papel, bolígrafos, neuronas o cemento armado? ¡Pero ha pagado religiosamente sus impuestos, oiga! Y además ha dedicado ese dinero a obras de caridad política: para dar otra vuelta a La Tuerka.

Lo dicho: ahora sí que confío en Podemos. Añado un argumento definitivo: además de genio financiero, Monedero es poeta. Poeta hipersensible. Así escribió cuando murió el camarada Chávez: “He amanecido con un Orinoco triste paseándose por mis ojos”. No hagan rimas escatológicas con Orinoco, por favor, concéntrense en ese torrente de lágrimas. Remacho: fe ciega. Y cuanto más ciega, ya se sabe, mejor.



martes, 6 de enero de 2015

LEER Y ESCRIBIR

(FOTO: J.M.PÉREZ DE AYALA)


Leer es escribir, escribir es leer.
Leo como escribo, escribo como leo.
Escribir y leer es sentir con el cuerpo. 
Los textos pasan por mi cuerpo.

Escribo y leo con mi cuerpo.
Lo que no puedo escribir, no lo puedo leer.
Lo que no puedo leer, no lo puedo escribir.
Escribo y leo como respiro.

Leer y escribir es un acto orgánico.
Hay textos que no dejan respirar.
Hay textos que atacan al cuerpo. 
Hay textos tóxicos.

Leer y escribir es un acto vital.
No puedo vivir sin leer y escribir. 
Leo y escribo los textos que necesito para vivir.
No conozco mayor placer que leer y escribir.

Los textos que me dan vida necesito leerlos despacio.
Lo que no puedo leer despacio no lo leo, lo ojeo.
Un buen texto es aquel que se puede leer despacio.
Aquel que se expande, que exige tiempo y silencio.

Escribir y leer es pensar. 
Quien lee y no piensa, no lee.
Una cosa es entretener a las neuronas, otra el activarlas.
El cerebro está hecho para crear.